Las aseguradoras temen el auge de Pokemon Go

El fenómeno Pokemon Go se ha convertido en el acontecimiento más importante en la industria del entretenimiento en 2016. En dos meses, más de 100 millones de personas se han descargado este juego en sus teléfonos móviles. Las repercusiones de este éxito comercial de Nintendo han sido muchas, desde la revalorización bursátil de la compañía, pasando por el aumento de los ingresos de Apple, hasta llegar a un fuerte incremento de la venta de baterías externas.

La última derivada de la universalización de este juego de realidad aumentada es su impacto sobre el sector asegurador. Desde su lanzamiento el 7 de julio, se han producido todo tipo de accidentes sufridos o provocados por jugadores de Pokemon Go.

La aplicación, que usa la tecnología de geolocalización por GPS, insta a buscar en el mundo real a las criaturas virtuales que aparecen aleatoriamente, lo que está provocando que algunos usuarios no presten suficiente atención a su alrededor. En Estados Unidos se han producido ya varios fallecimientos de personas que estaban jugando. Y en Japón ha habido atropellos mortales.

En un informe elaborado por la firma FTI Consulting destaca que el sector asegurador debe revisar las cláusulas de responsabilidad civil de sus pólizas de seguros para evaluar hasta que punto cubren a los usuarios de Pokemon Go.
Este estudio, publicado hace dos semanas, señala que en caso de que un jugador sufra un accidente es muy probable que su seguro médico tenga que hacerse cargo de los gastos.“Si se trata de un jugador que ha provocado heridas a alguien o daños a una propiedad mientras usaba la aplicación, podría estar cubierto por el seguro de responsabilidad civil que incluyen las pólizas de hogar”.
Desde FTI llegan a plantearse qué ocurriría si el accidente ha tenido lugar durante la jornada laboral. “¿Un seguro sobre los daños que sufren los empleados cubriría los gastos que provocara un empleado que está jugando a Pokemon Go? ¿Y si el empleado provocara daños a un tercero?”.

Robo de datos

Otro aspecto inquietante de la generalización de este juego es la posibilidad de que el móvil sea hackeado, o que la información personal del jugador sea utilizada de forma inadecuada. “Algunos seguros de hogar incluyen una cobertura por el robo de la identidad virtual, pero no siempre es así”, apunta el informe. “Aún en el caso de la póliza previera ese supuesto, no está claro si la cobertura sería suficiente para hacer frente a todos los potenciales gastos y daños que podría provocar la divulgación de la información personal”.
También está la cuestión de cómo quedarían las responsabilidades si ha sido el propio usuario quien ha autorizado a la compañía a poder compartir la información con terceros.

Responsabilidad de la compañía

La empresa que ha desarrollado Pokemon Go, Niantic, incluye en las condiciones de descarga del juego la exoneración de responsabilidades por cualquier posible responsabilidad provocada por un incorrecto uso de la aplicación. En concreto, señala que no se hace responsable de la invasión de propiedades privadas, o de los daños provocados por un mal uso de los datos personales recopilados por la compañía.

Sin embargo, el línea divisoria puede ser muy delgada. “Las empresas desarrolladoras de juegos de realidad aumentada deben tener mucho cuidado de qué tipo de limitaciones y exclusiones incorporan en las pólizas que contratan, para que quede muy claro qué está cubierto y qué no”, apunta el informe.

Fuente: http://cincodias.com/cincodias/2016/09/13/mercados/1473769781_992334.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s